El camino al ascenso en Libascopar atrajo el talento de Alicante del Sol este semestre. Los puentealtinos se consagraron como uno de los mejores colegios cesteros del 2017, y en esta temporada están enfocados en ganarlo todo. Uno de sus primeros desafíos está en Libascopar, donde encuentra a sus divisiones más pequeñas luchando en la segunda división. En una nueva fecha enfrentaron a Instituto La Salle, y no tuvieron misericordia.

Los de la estrella, haciendo de local en las dependencias del Colegio de La Salle de La Reina, entraron con ganas de triunfo. Pero se encontraron con un equipo azul marino inspirado. Jorge Sáez y Miguel Lobos se encargaron de llenar de encestes el aro de los rojiazules anfitriones. Sólo en el primer cuarto, la ventaja era abrumadora (22-0 para Alicante).

Sólo en el segundo cuarto, la pericia de Benjamín Pérez fue alternativa de descuento para los dirigidos por Ramón García. En el segundo periodo, el capitán Alonso Guzmán se encargó de hacerle la vida más difícil a sus rivales, que pese a recortar unidades, se mantenían a demasiada distancia. Llegando al mediotiempo, la ventaja era decidora: 32-5 para los surcapitalinos. 

Alicante no bajó los brazos, pero se tomó con calma los siguientes periodos. Guzmán se hizo acompañar por Ian Ibáñez, Renato Narea y Vicente Vergara en la conversión. En el otro lado, Nicolás Salazar ayudaba a La Salle a sentirse menos opacado durante el tercer periodo. La última parte se mantuvo desequilibrada, otra vez Del Sol fue superior y no recibió puntos en el cuarto. Sáez volvió al partido para aumentar en su canasta personal, ayudado por Lobos y por un triple sobre el filo de la chicharra de Ignacio Toro. Todos ellos contribuyeron al final 59-9 con que los puentealtinos volvieron a sorprender.

Alicante del Sol vuelve a ganar tras vencer, también a domicilio, a The Greenland (75-12) y a Alianza Francesa (83-11), siendo serio candidato a quedarse con la división de plata del cesto capitalino. Para La Salle es su segunda derrota consecutiva, tras su duelo ante Sagrados Corazones Alameda (37-50).