Justo en estos días, el equipo chileno 3×3 representado por el colegio Patrocinio de San José debería estar disputando el Mundial Escolar ISF en India. Un campeonato que los “salesianos” de calle Bellavista lucharon durante años para obtener.
La pandemia del coronavirus no deja de complicar al planeta y también al mundo colegial. Como era de esperarse la Federación Internacional de Deporte Escolar suspendió el evento.

Hoy, una de las figuras del cuarteto de Patrocinio, el base Franco Astudillo, se cuida, como el resto de sus compañeros, del virus.
“Estoy en mi casa con mi familia, encerrado como toda persona que tenga la posibilidad de estarlo. Obviamente estoy tratando de ser lo más productivo posible, ya sea estudiando, haciendo ejercicios o estando con la familia, porque al final es lo más importante de todo esto”.

Antes del Covid-19 ¿En qué estabas?
“Me estaba preparando para el Mundial 3×3 de India, de hecho nos habríamos ido el 15 de abril, pero lamentablemente las cosas pasan por algo. El mundial fue postergado hasta nuevo aviso. Estamos a la espera de que primero pase todo esto y después ver que será del mundial”.

Supongo que han comentado en PSJ de esto. ¿Cómo lo han vivido?
“La clasificación al mundial fue otra cosa, porque nosotros siempre habíamos hablado y soñado con ir a un mundial. De hecho llevábamos tres finales perdidas. Perdimos la final 3×3 para ir a Serbia, en el 2018 perdimos la final 5×5 para ir a Grecia. Ahora se nos dio la tercera oportunidad de poder clasificar.
Estábamos todos contentos, entusiasmados, porque íbamos a ir a representar a Chile y que mejor que ir a un país que probablemente nunca está en tus planes. Si se llega dar esto del mundial será una de las mejores experiencias de mi vida”.

“A veces uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, con las cosas más mínimas como andar en metro lo extraño”.

Franco Astudillo, basquetbolista de Patrocinio de San José

¿Recuerdas el partido que les dio la claficación a India?
“La final fue contra el San Ignacio El Bosque, ya conocíamos a todos los jugadores, sabíamos a lo que íbamos a jugar. Ellos no iban a dar nada por perdido. El partido iba a ser muy peleado de principio a fin. De inicio no se nos complicó tanto porque metimos puntos que nos tenían tranquilos, pero cuando ya quedaba poco tiempo ellos se motivaron y nos alcanzaron.”

Supongo que tuvo que salir la fuerza extra para ganar…
Claro, nosotros decíamos que no podíamos perder, se nos va ir de las manos y que no puede ser que siempre nos pase lo mismo. Después de ese minuto entramos de nuevo y le sacamos la ventaja que siempre tuvimos en el partido. Al final ganamos por 21 puntos. El triunfo pasó por la motivación del equipo, porque íbamos a ir a un mundial”.

¿Qué esperas para este año?
“Ha sido un año bastante ajetreado, complicado, partimos super mal, pero ojalá todo esto se solucione lo más rápido posible, que vuelva todo a la normalidad. Quiero volver a clases, estar con mis amigos porque este es mi último año en el colegio. Quiero entrenar, pasarla bien y jugar al básquetbol. A veces uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, con las cosas más mínimas como andar en metro lo extraño”.

Revisa en el programa 32 de DETV el perfil al equipo 3×3 de Patrocinio de San José.