COPA U.C. 2018

FÚTBOL HONOR INTERMEDIA
VERBO DIVINO 1-0 SAN PABLO MISIONERO
Pedro Gutiérrez (29′)

Un signo importante de recuperación mostró el Colegio del Verbo Divino en una nueva jornada de la Copa Universidad Católica esta semana. Los “Conejos” enfrentaron por la categoría Intermedia al Instituto San Pablo Misionero. Los sanbernardinos lucen su condición de debutantes este año, tras ascender en la división de ascenso y querían dar una sorpresa, en especial, con una de las instituciones que más tiempo lleva en la primera división cruzada.

Los locales fueron, sin embargo, superiores en el finiquito, mostrando el único tanto del partido con la “cabeza de piedra” de Pedro Gutiérrez.

Antes, el duelo se mantenía parejo, e inclusive, los lilas surcapitalinos se las habían arreglado para amenazar en más de una oportunidad la retaguardia custodiada por el portero Rafael Guzmán, gran responsable del porqué ISPM fue incapaz de llevar el útil al fondo de la malla. Su solidez fue la piedra basal con la que se sostuvo la labor de Verbo, siempre incisivo y que encontró a otro buen exponente en el arco contrario, Benjamín Meneses.

Con el paso del tiempo, las llegadas patrocinadas en el área por Vicente Toro y Borja Reyes dejaban la sensación que el local podría, tarde o temprano, abrir el marcador. Entrado el primer lapso, los albiverdes consiguieron esa ventaja.

El despliegue de Diego Valenzuela por la banda derecha permitió eludir la presencia del misionero Felipe Jiménez , el centro posterior fue cabeceado por el defensor lila Diego Flores, sin darse cuenta que el portero Meneses estaba tras de él. Esto descolocó al portero y dejó el balón a merced de Pedro Gutiérrez, quien se aprovechó con el arco desguarnecido para establecer el tanto, no sin antes chocar con el defensor rival Tomás Figueroa. Pese a que el encontrón no le generó problemas físicos, eso le limitó para celebrar como esperaba.

De allí en más, el duelo fue controlado por los locales, quienes no pudieron vulnerar nuevamente al portero, pero que supieron sostener el resultado hasta el final.

“Creo que fue un partido súper movido, los dos equipos eran muy buenos. Nos faltó un poco más de orden, tanto atrás como delante. De todas formas destaco la labor del equipo rival, que jugó un buen partido, y nada, a seguir dándole, que aún quedan partidos y a ver si podemos sacar un puntito más”, señaló el capitán de San Pablo Misionero, Lucas Alegría.

“Habíamos perdido contra Everest el jueves, y esta vez jugamos con mucha energía, pero eso también nos metió en conflicto, porque no estabamos jugando inteligentemente. El resultado se nos dio igual, y nos beneficia mucho”, afirmó tras el duelo el autor del tanto, Pedro Gutiérrez.