“La Misión” era el Ascenso: “Es un paso gigante para el colegio”

“La Misión” era el Ascenso: “Es un paso gigante para el colegio”

Fútbol, Noticias 0 Comment 63

La Misión asciende a la segunda división de la Copa Universidad Católica luego de cuatro años de intenso trabajo.
Los de Calera de Tango, con su victoria ante el Instituto Hebreo, coronaron una campaña que los dejó sin conocer derrotas este año, y con una gran labor tanto ofensiva como defensiva. En el duelo de cierre ante los de Lo Barnechea, tuvieron que condensar todas estos valores, sabiendo la capacidad de sus rivales y el desafío que tenían para conquistar el título cruzado.

Tomás Repullo fue el primero en encaminar a los amarillos caletanguinos a la victoria, tras un servicio libre que, tras rebotar en el área chica, terminó en el segundo palo de la meta defendida por Ariel Frankenberg.

El triunfo no cambió el ánimo del duelo, jugado con intensidad, y con vehemencia por parte de Hebreo, que en el segundo lapso, ante la desesperación, perdió la compostura. La Misión tuvo algunas chances para alcanzar el segundo tanto, pero no tuvieron la suerte de celebrar hasta la aparición de Pedro Molina, que dejaba el duelo 2-0 cerca del final.

Una última inspiración de Alan Piket permitió a Hebreo soñar, con varios problemas a cuestas, para decorar un resultado que terminó cerrado en el partido, pero con claro triunfo para los jesuítas caletanguinos.

Tomás Repullo, mediocampista de los misioneros, señaló que “para nosotros eran tres finales ya en donde esperábamos ganar, y en esta tenemos la oportunidad de ascender, así que la aprovechamos y todo bien. Creo que nosotros estamos preparados, tenemos que ponernos las pilas, en una nueva cancha, con más sacrificio, y esperamos poder hacer un buen trabajo el próximo año”.

Pedro Molina, delantero de La Misión, comentó tras el duelo que hubo “Mucho esfuerzo en todos los entrenamientos. Veníamos con el rencor de haber caído dos finales atrás y esta era la tercera, era la vencida. Le pusimos más garra y el rival no pudo contra eso. Se refleja ahora con el ascenso a Segunda División. Vamos a poner más esfuerzo contra rivales de mayor peso, esperamos sí mejores arbitrajes”.

En la misma línea, Cristián Conejeros, portero de La Misión, señaló que “estoy feliz, el colegio nunca había ganado algo, llegaron profesores que nos subieron el ánimo, nos sacaron los huevos con la experiencia. Un grupo que formó una familia. Ahora esperamos que en segunda podamos mantener esta misma expectativa”.

Para los jugadores, la responsabilidad sobre los logros conseguidos en esta temporada pasan por la instrucción del profesor Pedro Palma y del histórico ex portero nacional y hoy entrenador caletanguino Ariel Salas. 

Junto a DE.cl, Salas señaló que la campaña de La Misión fue “muy regular. Salimos invictos, nos marcaron pocos goles, marcamos muchos, Ahora llegamos a la división de Ascenso, después de varios años de sacrificio, es un paso gigante para el colegio.
Hay que proyectarse a cuatro años para pasar de categoría, tal como sucedió con el paso de Promoción a Ascenso, para llegar a Honor. No pensamos llegar de inmediato a esa división, queremos mantenernos en vez de ser un ascensor”.
Salas, además de valorar los elementos que permiten la formación de sus deportistas, agregó que “en La Misión queremos que los jugadores sean integrales, eso sí es lo que buscamos y tratamos de incentivar eso, como parte de la Red Ignaciana (REI), estableciendo valores para que sean mejores personas”.

Artículos Anteriores

Dejar Comentario

Back to Top