Libascopar: Ercilla es el mejor de todos

Libascopar: Ercilla es el mejor de todos

Básquetbol, Noticias 0 Comment 111

La categoría Superior de Libascopar Masculino tuvo a grandes candidatos. Pero un equipo supo construir su leyenda avanzando el torneo y, más que ser una sorpresa, se convirtió en leyenda. Es el marista de Santiago Centro, el Instituto Alonso de Ercilla.

Los rojos de calle Santo Domingo habían clasificado con poca holgura a la instancia de los cuatro mejores. Su oportunidad para llegar a la final la tuvieron enfrentando a San Ignacio El Bosque, candidato al título desde hacía rato y que había terminado sin problemas la fase regular. El elenco dirigido por Pablo Álvarez hizo la tarea y puso la sorpresa venciendo en esa definición.

En la otra llave, Verbo Divino había doblegado a Sagrados Corazones Manquehue, para ir en búsqueda de las medallas de campeones tal como lo habían hecho en la Copa UC, en la clasificatoria para el Mundial ISF y en Libascopar 2016. Eran los defensores del título, y no escatimaron en demostrar esta circunstancia en el duelo que jugaron en su cancha, el Gimnasio Padre Alberto Kemmerer. 

El despliegue de Martín Vásquez, de Martín Pimentel y de Álvaro Henríquez en el inicio se vio opaco y mucho más equiparado con el esfuerzo de Emilio Prieto, Vicente Penna y, por lejos, la gran figura del duelo, Miguel “Speedy” Vásquez. Mantuvieron un duelo parejo durante los dos primeros cuartos,

Tras el agotamiento de los albiverdes, sostenidos por los esfuerzos de Benjamín Numair y de Martín Vásquez, “Speedy” se volvió a adueñar del campo, haciendo valer su talento robando y ganando en su lado, para contribuir a los encestes en el contrario.

Sólo en la última parte, Ercilla supo separarse lo suficiente de los conejos, para terminar con el partido a favor por 52-46.

“Desde Mini que no lográbamos ganar Libascopar. Me siento muy feliz por lo que conseguimos, en especial por este grupo que tras tanto alcanzó esto. Me voy muy feliz del colegio, después de tantos años”, afirmó el base Miguel Vásquez, una vez terminado el juego en Las Condes.

La última vez que esta generación había alzado la Copa de Libascopar fue en el lejano 2013, cuando vencieron en la categoría Mini de la Serie A a San Ignacio Alonso de Ovalle para llevarse la codiciada copa. Nuevamente, los “maristas” repiten, fuera de casa.

Artículos Anteriores

Dejar Comentario

Back to Top