El Interescolar de Atletismo “Mario Correa Letelier” vive sus momentos más complicados, y con el fuerte rumor de una suspensión definitiva este año.

La edición número 86 del evento tuvo, desde inicios de año, varias dificultades por sortear. La Final de la Copa Libertadores obligó a la reprogramación del torneo que tradicionalmente se realiza en Noviembre. Lo apretado del calendario, que también comparte el desarrollo de los partidos del Campeonato Nacional ANFP, empujó al Club Atlético Santiago (C.A.S.) a programar el Interescolar el fin de semana del 25, 26 y 27 de Octubre. La convulsión social existente obligó a su suspensión.

En el interior del directorio del Atlético Santiago reconocen, tras la postergación, que disputar el evento el fin de semana del 8, 9 y 10 de Noviembre es casi un imposible. La ANFP tenía programado usar el Nacional originalmente en esa fecha, y usar el Estadio “Mario Recordón” en ese escenario, con las complicaciones de transporte existentes, hace poco viable su realización en Ñuñoa. Otras alternativas se barajan, recintos que sin embargo también tienen sus propios compromisos (por ejemplo, el complejo de Atletismo de la UC será usado por el Club Atlético Francés para el “Torneo del Futuro” el 9 y 10, evento que también está en duda).

En el C.A.S. están muy conscientes, pero a la vez renuentes ante la suspensión definitiva del Interescolar. “Hemos estado en circunstancias más difíciles, catástrofes y complicaciones a lo largo de los años, e igual pudimos hacerlo. Jamás hemos suspendido el Interescolar”, afirman en el interior del directorio.

La primera medida para simplificar sus opciones es dolorosa. Considerando la seguridad de los asistentes, el club decidió prescindir de las barras que apoyan a los distintos elencos colegiales participantes. Sin duda, uno de los motores más atractivos. El enfoque del C.A.S. es distinto: “Vamos a salvar el atletismo”, señalan. La situación hoy es más difícil, como alternativa se avizora hacer el torneo en otra fecha, y no en el coliseo ñuñoíno, privilegiando lo deportivo antes que el espectáculo.

La última vez que se vio algo parecido fue en Mayo de 2010, donde el torneo Interescolar Preparatorio se trasladó al Estadio de la Escuela Militar sin barras, ante la imposibilidad de usar el Nacional que estaba en remodelación. Esta semana será de decisiones.