Por Leandro Carvajal / Raúl Meléndez

Desde octavo básico que Javiera Campos juega representando al Colegio Sagrados Corazones Alameda. En todos estos años, solo ha sabido de éxitos con las céntricas. Poco a poco, Javiera se ha convertido en uno de los pilares del elenco dirigido técnicamente por el profesor Claudio Castro. Algo que ha podido complementar a la perfección con su trabajo en clubes y representando a la selección nacional juvenil.

Como muchos, el cuidado por el CoronaVirus es escencial, y Javiera está comprometida junto a sus compañeras a un estricto trabajo físico durante la cuarentena. “Estoy entrenando y estudiando dentro de mi casa , porque no se puede salir. Yo vivo en un departamento, entonces igual es molestoso para los vecinos cuando entreno con el balón, afirma a deportivoescolar.cl.
En las mañanas como la gente igual se despierta un poco más tarde, entreno físico y en las tardes pongo una alfombra para poder botear el balón mejor o sino salgo al estacionamiento a botear. En la selección tenemos preparadores físicos y un grupo con todas nosotras en donde nos mandan planes y nos hacen seguimiento. Tenemos que registrar los entrenamientos de todos los días para que ellos tengan un registro de lo que hacemos“.

Javiera Campos defendiendo a la selección. Ha sido habitual en las convocatorias de Chile, con un prometedor futuro por delante.

Javiera llega a cuarto medio este año y, por ende, será su última oportunidad para jugar por Alameda en torneos escolares. Por tanto, el representar a Chile en el próximo Mundial ISF de Básquetbol 3×3 de India era el broche de oro para una carrera ascendente. Un sueño que poco a poco se ha ido estancando.

Tras la expansión del coronavirus, una de sus consecuencias ha sido la postergación de varios eventos deportivos, incluyendo los organizados por la Federación Internacional de Deporte Escolar. La reprogramación de los torneos podría tocar el 2021, lo que podría cortar las chances de las jugadoras como Campos que, a esa altura, no podrían jugar por sus propios compromisos académicos y por no pertenecer formalmente al colegio que hoy representan.

“No se me había pasado por la cabeza el que no podamos jugar el Mundial, porque no es responsabilidad de nosotras que no podamos jugar , pero sería lamentable porque nos hemos preparado mucho para esto, todo el tiempo que hemos estado en el colegio, el verano. Entonces sería lamentable, pero por algo pasan las cosas y hay que seguir adelante para que todo resulte a nuestro favor y seguir jugando”, señala

La clasificación al Mundial ISF de Básquetbol 3×3 fue el último hito de este equipo de guerreras del cesto.“Recuerdo que jugamos contra Palmarés, ya habíamos jugado contra ellas en la fase de grupos y ese fue el partido en donde demostramos que estábamos muy unidas como equipo. Creo que cada una dio su máximo, jugamos también que alcanzamos los 21 puntos antes del tiempo. Al terminar el partido nos abrazamos de pura felicidad, porque el objetivo de clasificar al mundial se había cumplido”

Pero, la confianza no se pierde. Aún queda año y tal vez, las chances de jugar en India aún no estén tan lejanas. En la vida todo da vuelta y no podemos jugar me voy a seguir preparando ,porque van a ver más objetivos, más metas y si no se llega a jugar el 3×3 obviamente va a ser una sensación muy triste, pero no voy a dejar caer los brazos y hay que seguir entrenando porque hay más objetivos por delante”, afirma.

Las claves del éxito

Sagrados Corazones del Arzobispado de Santiago es uno de los equipos escolares sensación del cesto capitalino y nacional, éxito que se ido reflejando en la última década.
“Esto pasa por el esfuerzo y sacrificio que hemos hecho. Abandonar veranos enteros, por ir a pre-temporadas a Coquimbo, estar un mes allá, ver como otra gente salía a carretear y nosotras entrenando en la mañana , en la tarde, aguantando estar en una casa super apretadas para no gastar tanta plata. Entonces todo ese sacrificio nos ha dado mucho fruto y yo creo que eso les sirve a las generaciones para abajo, para que vean que si se esfuerzan y sacrifican van a conseguir muchas cosas, confirma Javiera.

Junto con el éxito del equipo de básquetbol 3×3 se suma el del elenco sub15, ganador del cupo al Mundial Escolar de Básquetbol ISF en la categoría. Con las chicas más grandes, en categoría U17, Alameda consiguió la mejor presentación de un elenco colectivo en un torneo ISF, un meritorio sexto lugar.

Campos, una de las líderes de Alameda en los últimos años, tiene agradecimientos a quien considera el precursor de este camino. “Todo esto también es gracias al profesor Claudio Castro, que nos tiene ahí a raya , siempre retándonos , aconsejándonos, pero siempre de buena forma. Porque el nos conoce tanto que al final sabe como hacernos mejor persona y mejores jugadoras”.