Las Federaciones de Fútbol de Escocia, Inglaterra e Irlanda del Norte impusieron una drástica modificación a las reglas de formación de jugadores, pues prohibieron que los menores de 11 años golpeen el balón con la cabeza durante los entrenamientos.

El ejecutivo en jefe de la FA, Mark Bullingham, argumentó que “esta guía actualizada es una evolución que ayudará a los técnicos y profesores a reducir y remover los innecesarios cabezazos al balón en el fútbol joven”.

“Nuestra investigación mostró que el cabezazo es poco frecuente en el fútbol juvenil así que esta guía es una muestra del desarrollo responsable que buscamos en nuestras bases, sin impactar el goce que los niños de todas las edades pueden obtener de disfrutar del juego”, agregó.

Tales investigaciones tomaron mayor fuerza en Noviembre del año pasado, cuando la Universidad de Glasgow ratificó que el uso excesivo de la cabeza al impactar el balón tiene incidencia en variadas enfermedades degenerativas del cerebro en futbolistas escoceses. Concluyeron que un futbolista tiene cuatro o cinco veces más riesgo de contraer una enfermedad como Alzheimer o Parkinson por estos motivos, entre otras.

Se estableció, además, una guía para instruir a los educantes y formadores en la materia, para niños desde los 11 a los 16 años. En ella, se recomienda que el uso de la cabeza en los entrenamientos sea agregada paulatinamente al trabajo según la edad, manteniendo limitaciones y precauciones a los más pequeños.

¿Se podría pensar en una precaución así en Chile para los entrenamientos de los más pequeños?