Uno de los equipos que marcó pauta en la pasada Liga Santander Deportivo Escolar Apertura 2018 fue la escuadra de “Mambo F.C.” Las chicas, que en su mayoría pertenecen al colegio Sagrado Corazón de Apoquindo, deslumbraron con su juego en las canchas del Fortín Cruzado.
“Mambo” se consagró como las grandes ganadoras jugando a gran nivel y dando espectáculo en cada partido que les tocó enfrentar. Definieron el título ante “Nido”, equipo que sólo fue superado en la tanda de penales. En aquella dramática definición, una de las guardametas fue figura.

Sofía Canales, alumna del colegio Bradford, fue la portera excluyente de aquel compromiso. La deportista conversó con DE.cl.
“Me gustó mucho la organización de la liga, se notó que siempre estuvieron súper preocupados de cada detalle y dieron lo mejor para que la liga estuviese excelente”.

¿Por qué le pusieron Mambo F.C. al equipo?
“Le pusimos así porque queríamos un nombre que nos representara. El mambo es algo alegre, y queríamos decirles a todos que sea cual sea el resultado de los partidos íbamos a seguir celebrando nuestros errores y mucho más nuestras mejorías”.

¿Qué te pareció el nivel del torneo?.
“Creo que el nivel estuvo perfecto. Podían jugar todo tipo de equipos, pero siempre se daba la pelea en cada partido. Según mi punto de vista todos pudieron disfrutar de una liga de alto nivel”.

¿Qué recuerdas de la final contra “Nido”?
“Esa final estuvo muy peleada. Nido era un equipo muy fuerte y nos dieron la pelea, pero desde el comienzo dijimos que íbamos a dar lo mejor de nosotras, porque era nuestro último partido juntas y pudimos lograr nuestro objetivo y llevarnos la copa para despedirnos de las ligas como mambo”.

Fuiste la figura del partido al atajar el penal que les daría el campeonato…
“Sí, estaba muy nerviosa porque no jugué casi en un mes, ya que estaba con un esguince en el pie. Pero supe salir adelante por mi equipo”.

¿Qué consejo les das a los que quieren participar en la Liga?
Recomiendo la Liga en un 100% porque tiene buena organización, es muy acogedora, divertida y tiene un muy buen nivel. Antes de entrar a la liga DE siempre nos tuvimos bajas expectativas y nos metimos a ligas de menor nivel. Luego de ganar en otros campeonatos, comenzamos a tenernos fe como equipo y quisimos ponernos un reto mayor, en una liga de alto nivel”.