El Colegio del Verbo Divino tiene razones de sobra para celebrar. En el inicio de una nueva semana en Libascopar, los conejos se quedaron con la victoria en el choque tradicional que protagonizaron contra su más importante rival. San Ignacio El Bosque visitó a los “conejos” en Las Condes para tratar de sorprender, pero se encontraron con un elenco con talentos marcados, que mantuvo en su poder el encuentro desde el lanzamiento inicial hasta la chicharra de cierre.

El primer cuarto pareció, sin embargo, muy igualado en el inicio del juego. Los espectadores que llegaron al Gimnasio “Padre Antonio Kemmerer” vieron a un SIEB sumamente activo, que emparejaba diferencias con Lucas Ituarte y Alonso Muñoz. Pero los verbitas desataron los ánimos de su primer gran goleador. Tulio Fantini se apropió de los contraataques y desniveló rápidamente el duelo,

No conformes con ello, el entrenador Mauricio Moreno puso en cancha a su arma más filosa. Rafael Álamos, que se distinguía de sus rivales por su altura, también enfocaba su talento, con una precisión “endiablada”. Los rojos de Pocuro terminaban de resignarse ante la potencia de Álamos, que de a poco se convirtió en el dueño del cesto local. Apenas un par de buenos encestes de Ignacio Barceló fueron concedidos, para tratar de igualar la disposición en cancha.

La diferencia llegando al medio tiempo era abrumadora (9-36 para la visita). Y no parecía que el duelo podría estrecharse. Pero, la habitual rotación que se hace en esta categoría permitió la entrada de jugadores que refrescaron el juego.

El regreso de Ituarte y de Muñoz al partido recortaron la diferencia, pero sus esfuerzos aún estaban lejos de minar la cuenta de ahorro que Álamos había puesto en la cancha desde el segundo cuarto.

Para el cierre del duelo, Álamos se encontró otra vez con el cesto y subió aún más el juego, aunque San Ignacio jugó de igual a igual acortando en algo la expresiva distancia en el luminoso. Un enceste simiesco al segundo final del duelo donde Rafael se colgó del aro para anotar, pese a no tener validez ante el aviso final, fue el símbolo que demostraba el poderío de los “conejos” en el partido. 56-33 en el cierre para darle el tono festivo, con color verbita, al duelo.

“Al principio estábamos muy nerviosos, pero de a poco nos pusimos las pilas y sacamos el resultado que necesitábamos”, señaló tras el duelo Agustín Velasco, jugador local.

Sin embargo, quien se llevó todas las miradas fue la figura del duelo, Rafael Álamos (26 puntos, 13 dobles). “Eran todos muy buenos, jugaron muy intenso. Ellos son un muy buen rival pero nosotros logramos salir adelante”, afirmó el espigado jugador del encuentro.

En la otra vereda, San Ignacio asumió el poderío del rival y se enfocó en destacar sus puntos altos. “Seguimos lo que nos dijo nuestro entrenador (Álvaro Sepúlveda), logramos mejorar en los últimos puntos. Ellos tienen un equipo fuerte e hicimos lo que esperábamos”, indicó  “Nacho” Barceló, base de los rojos de Pocuro.

Todas las alternativas de este duelo lo podrás ver en un nuevo capítulo de “INTER, Deporte Escolar”, este fin de semana en las pantallas de CDF.