Luis “Junior” Cruzat se ha convertido en uno de los mejores exponenetes del boxeo en nuestro país. Con un futuro prometedor, el joven pugilista nos contaba en el programa Deportivo Escolar parte de su trabajo y sus aspiraciones.

Hace dos años, Junior practicaba para presentarse en los Juegos Suramericanos de la Juventud. “He participado en campeonatos en Chile, en Estados Unidos. He sido campeón, ganador en 57 combates consecutivos. Se vienen los ODESUR, y ojalá sacar una medalla de Oro, algo que hace mucho no ha logrado Chile”, sentenciaba el deportista en ese momento de 16 años de edad.

El deportista estudiaba en el Liceo Carlos Ibáñez en Fresia. “Le doy las gracias de ser un alumno libre, algo que no se da allá, y doy al final de año exámenes libres”, contaba a DETV.

“Uno al subir al ring se olvida de todo. Hay que concentrarse sólo en la pelea, nada más”

Luis “Junior” Cruzat, boxeador

Su actividad diaria tenía directa relación con su labor en el ring: “Entreno de lunes a sábado en doble jornada. Cuatro o Cinco horas, habitualmente.
Este es un deporte duro, no es fácil. Por eso son pocos los que llegan arriba”.

La familia, siempre primero

Para ser un deportista de elite, uno de los principales soportes era el entorno familiar. La experiencia del reconocido ex campeón mundial Carlos “Cruz” Cruzat brinda esa nutrición deportiva extra, siendo además sobrino de Junior.
“Dios me dio una linda familia, que me motiva constantemente. Mis compañeros también me motivan, pero el pilar fundamental es mi familia”.

Esa estrecha relación con el deporte familiar es evidente. “Porque lo llevo en la sangre. Mi padre, mi tío, que fue campeón mundial. Mi abuelo también. Cuando era chico, andaba metido en otros deportes, como el atletismo o el boxeo. Cuando practico boxeo, es otra motivación, lo siento distinto”.

Pero no es sólo apoyo lo que hace un buen púgil. “El boxeo necesita mucha disciplina, es lo más importante. Sin disciplina uno no logra nada. Hay trabajo de cardio, fuerza. Si uno se llega a acostar tarde y no descansar como se debe, no rinde en el entrenamiento como se esperaba”.

En la actualidad, y antes de la pandemia, Junior Cruzat avanzaba desarrollando distintas peleas de exhibición para seguir escalando en su deporte. “Uno de mis sueños es debutar ya no como amateur, si no llegar a ser profesional. Ese es uno de mis mayores sueños. Ser profesional”, admitía hace un tiempo nuestro boxeador.